lunes, 30 de mayo de 2016

Un paso más en los CEMAs, la plataforma Actívate

Hace un par de años que en los ámbitos profesionales relacionados con el ámbito TICE (Tecnologías de la Información y la Comunicación aplicadas a la Enseñanza) comenzó a popularizarse una modalidad formativa llegada del ámbito anglosajón: Los llamados MOOCs (Massive Open Online Courses), que en español se traducen como CEMA (Cursos En-Línea Masivos y Abiertos), según nos indica la FUNDEU, aunque no he oído aún que nadie los llame así. El término en inglés fue propuesto hacia 2008 por B. Alexander y D. Cormier, y pronto fue acogido con simpatía en las comunidades de enseñanza virtual. En algunos documentos en español se les llama REAs (Recursos Educativos Abiertos), aunque hay quien prefiere reservar esta definición para los recursos como tales, de libre uso, pero no para los cursos o talleres impartidos por un docente.

Parece que la idea nació allá por el año 2000 en la neoyorkina Columbia University, aunque entonces no tuvo mucho éxito. Comenzó a tener aceptación y difusión a finales de la década, y ya fue entrada la siguiente (allá por 2012-13) cuando hicieron su aparición en este lado del charco. Lo que les caracteriza es que siempre se imparten en línea y siempre son gratuitos.

Nacieron vinculados a algunas universidades e instituciones académicas, aunque no necesariamente, ya que también los hay relacionados con fundaciones asociadas a empresas privadas, a bancos e instituciones económicas y financieras, u otras organizaciones. Desde el inicio han tenido que luchar con un evidente recelo:su calidad no puede ser buena si se ofertan gratuitamente. En realidad no tiene porque ser así. Cada vez más personas y organizaciones del sector académico ofrecen materiales de calidad vinculados a los movimientos de Acceso Abierto y Cultura Libre. La formación de este tipo es una variante más de ello.

Hace ya dos años. en la primavera de 2014, la empresa Google España presentaba la plataforma Actívate, considerando que una de las funciones de la empresa de las burbujas era facilitar el acceso a la información y a la formación, y ayudar a las personas a acceder al conocimiento, al emprendimiento, al mundo profesional, y en especial a los jóvenes.



Además, Actívate centra uno de sus módulos en la promoción del autoempleo, el llamado emprendimiento. ofertando herramientas para el futuro trabajador o autónomo. También enseña al alumno a prepararse para el mercado laboral y para mejorar las competencias digitales y con ello, ayudarle a conseguir empleo.

Ha pasado un bienio y se han ofertado CEMAs en Mercadotecnia digital, Comercio Electrónico, Análisis de Datos, Desarrollo de Aplicaciones, Computación en la nube... y en paralelo cursos presenciales, también gratuitos, como el de Mercadotecnia Digital (impartido durante una semana en varias universidades, según las fechas).

Los resultados parecen haber sido positivos, ya que se han multiplicado las instituciones colaboradoras. Además, en la actualidad, vemos novedades: La sección Trabaja ha crecido, incorporando distintas plantillas de curriculum vitae, ofertando herramientas de autoevaluación en idiomas y alfabetización digital, así como para mejorar la red de contactos profesionales. También es destacable la sección Movimiento Actívate, que explica las ventajas de ser un "Activado" y los distintos niveles, en función de la formación recibida: "Activado", "Activado Plus", "Activado VIP," y "Embajador".

Además se facilita la creación de redes de contactos a través de eventos comunes (Networking) y la asesoría de proyectos (Mentoring). Todo ello en paralelo con la impartición de cursos gratuitos, en línea, y algunos de ellos, también de manera presencial.

Un proyecto muy de agradecer, especialmente en un mundo mercantilizado en el que se paga por todo, y al que envío mis mejores deseos de futuro.

Para saber más:
Buscador de MOOCs de la Comisión Europea
Página informativa MOOC.es
Preguntas y respuestas sobre los MOOCS, en Web de la Universidad de Alicante


miércoles, 25 de mayo de 2016

Celebramos el Día de Toledo

En tal día como hoy, un 25 de Mayo de 1085, día de S. UrbanoAlfonso VI "el Bravo", rey de León, de Galicia y de Castilla reconquistaba sin derramamiento de sangre la antigua capital de la Hispania Visigoda, pactando su entrega con el emir Al-Cádir (al que reubicó en el trono de Valencia), y comprometiéndose a respetar los derechos de las minorías (judíos, musulmanes y cristianos mozárabes). La reincorporación de la antigua capital o UrbsRegia de los Visigodos supuso una inyección de moral que permitió el avance de la Reconquista al sur del Tajo, adentrándose en la submeseta Sur, lo que le permitiría poco después ir consolidando posiciones frente a los invasores Almorávides. 


                                     Alfonso VI, por Luis Martín de Vidales

Su llegada al trono fue conflictiva. El romancero nos recuerda el asesinato del su hermano a las puertas de Zamora, por el malvado Vellido Dolfos, asesinato que otro romance nos contaba que fue la causa de que el Cid tomase juramento al rey, en la Iglesia de Santa Gadea, de que no había tomado parte en el asesinato de su hermano, lo que provocó la ira de Alfonso y que desterrase al Campeador. 



Dejando la literatura aparte ¿qué hay de realidad en todo aquello? Pues vaya usted a saber. La fuente principal (la Historia Roderici) no nos dice nada, así que hay tantas posibilidades a favor como en contra. Incluso pudo ser que Vellido Dolfos matase a don Sancho por iniciativa propia, para hacer méritos ante don Alfonso (Lo mismo que hicieron Potino y Aquilas matando a Pompeyo para lucirse ante Julio César. Claro, que a ellos les salió mal la jugada, porque César apreciaba  sinceramente a su rival Pompeyo, y cuando se enteró los hizo ejecutar).


Pero volvamos a Alfonso VI. Se le ha criticado que no respetara el pacto con los musulmanes toledanos y al poco les quitase la mezquita mayor y la convirtiese en Catedral. Hay que matizar. En primer lugar, la mezquita mayor había sido antes la catedral (de los visigodos, aquella en la que se apareció la Virgen a San Ildefonso, según la tradición), con lo que la presunta usurpación era, en realidad, una recuperación de uso. En segundo lugar, la decisión fue tomada en realidad por la reina Doña Constanza de Borgoña y el Arzobispo Don Bernardo de Sédirac (en ausencia del Rey Alfonso, que se hallaba en Sahagún). Ambos venían de Francia, no conocían el fenómeno del mudejarismo y no considerasen que hubiese que tener con ellos tantas contemplaciones como suponía respetarles el culto en la mezquita aljama. Cuando el rey se enteró entró en cólera y regresó a uña de caballo dispuesto a dar un ejemplar castigo a ambos, por romper la palabra real dada a los mudéjares. Las fuentes nos cuentan una bella historia: El alfaquí Abu Walid, comisionado por su gente, salió al encuentro del Rey Alfonso antes de que llegase a Toledo, le apaciguó, le eximió de la palabra dada en lo referido a la Mezquita Mayor, y negociaron un nuevo acuerdo. Por sus méritos como negociador e intermediario entre musulmanes y cristianos, cuando dos siglos después se construyó la capilla mayor de la nueva Catedral Gótica, se puso su efigie (la de Abu Walid), en el lugar de honor, en el presbiterio, a la derecha según se mira. Allí sigue todavía, entre la reina y el arzobispo.

El alfaquí Abu Walid


Esta leyenda, transmitida por los toledanos de generación en generación, no se encuentra sólo en Toledo capital. En la iglesia de la localidad ciudadrealeña de Arroba de los Montes se encontraron hace años unas pinturas medievales, que llevaban siglos tapadas con yeso. Al picarlo aparecieron las representaciones de toda aquella tradición.

¿Y por qué digo que es el Día de Toledo? En realidad el aniversario de la efeméride se consideró como tal en otros tiempos, celebrándose con mayor o menor fortuna diferentes actividades de caracter cívico, festivo y cultural, según el momento. La última vez que fue fiesta local fue el año 1985, durante el primer mandato como alcalde del socialista Joaquín Sánchez Garrido. En otras épocas lo ha celebrado la Diputación Provincial, bajo la denominación de Día de la Provincia. Actualmente la única celebración que recuerda la efeméride es que los funcionarios del Ayuntamiento hacen fiesta, pero -paradójica y lamentablemente- no se celebra de manera oficial ni por la Corporación Municipal ni por la Provincial.

                                           Alfonso VI, junto a la Puerta de Bisagra

Teniendo en cuenta que los municipios eligen dos días festivos anuales de carácter local, y que durante los últimos años a la fiesta tradicional de S. Ildefonso se ha sumado (en sustitución del Corpus, que vuelve a ser fiesta regional) el lunes de Pascua, cuya celebración es típica en Cataluña, Valencia, Aragón y Navarra, pero no en tierras castellanas, no sería mala idea que el Ayuntamiento toledano eliminase esa fiesta religiosa (sin ninguna tradición local, ni siquiera regional), y la sustituyese, recuperándolo, por el 25 de Mayo, reinstaurando el Día de Toledo como fiesta cívica, laica y multicultural, en recuerdo del soberano de las Tres Religiones que recuperó, pacíficamente, sin derramamiento de sangre y dialogando con las partes implicadas, la capital de sus predesores hispanogodos.


viernes, 6 de mayo de 2016

Ángel Felpeto, nuevo Consejero de Educación y Cultura

La noticia política del día de ayer fue el sorpresivo nombramiento como nuevo Consejero de Educación, Cultura y Deporte de Castilla-La Mancha, de Ángel Felpeto Enríquez, para sustituir a  Reyes Estévez Forneiro, que causó baja un par de días antes por motivos de salud y que había tenido encontronazos con diversos colectivos: las asociaciones de bibliotecarios, los cinco sindicatos de la enseñanza, los grupos de artistas escénicos y musicales, y hasta con el partido que respaldó con dos únicos -pero decisivos- diputados regionales la formación del actual Gobierno de Castilla-La Mancha. Una gratísima noticia porque Ángel es un profesional de la Educación como la copa de un pino  y porque tiene sobrada experiencia en el mundo de la Enseñanza y de la Cultura (donde ha desempeñado diversos puestos, tanto técnicos primero (Profesor-Educador, Director de Residencia, Vicedirector y Director de IES, Jefe de Servicio de Programas y Servicios Educativos...) como políticos después. 

                                        Ángel Felpeto, retratado por Luis Pablo Gómez Vidales

Conocí a Ángel mediados los años noventa, cuando me hice cargo de la Biblioteca de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial de Toledo, que entonces compartía instalaciones con la Universidad Laboral de Toledo, que él dirigía, tras haber sido antes su Vicedirector. Y retomamos el contacto ya entrada la siguiente década, cuando yo era Presidente de la Asociación Profesional ANABAD-CLM y él había saltado a la política en calidad de Delegado Provincial de Educación y Cultura, y más tarde Vicealcalde de Toledo y concejal titular de las áreas de Educación, Cultura y Juventud. En aquellos tiempos tuvimos oportunidad de coincidir profesionalmente en varias ocasiones.


Durante todo este tiempo tanto a mí como a otros compañeros nos demostró su buen hacer con los hechos y la gestión cotidiana, su voluntad de cooperación y su disponibilidad para cualquier actividad, consulta o petición. Siempre se ponía al teléfono, siempre estaba dispuesto a reunirse con quien se lo solicitaba y a orientar a quien lo demandase por los pasos a seguir en el -a menudo- laberíntico entramado de la Administración. 


Ángel Felpeto retratado por Julián García "Jule"


Ángel es una persona dialogante, escuchadora y que sabe gestionar la cosa pública. Si hay alguien capaz de reconducir y solucionar los asuntos pendientes que deja en la carpeta su predecesora, es él. Y además, una gran persona. 

Ángel Felpeto fotografiado por Pepe Castro

Por todo ello mi pública enhorabuena al Presidente Emiliano García-Page por la elección. Y mis mejores deseos de gestión al amigo Felpeto.


Ángel Felpeto por María José Muñoz, en ABC

jueves, 5 de mayo de 2016

Se presenta PACTO, la Plataforma por el Arte Contemporáneo en Toledo

La antigua iglesia de San Vicente Mártir ha acogido la presentación formal de PACTO, la Plataforma por el Arte Contemporáneo de Toledo, llamando a la unidad de los artistas ante el problema del Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad, cerrado desde hace quince años, y pidiendo una solución a las administraciones públicas.

En la mesa se ha podido ver a miembros del Círculo de Arte, del Grupo Estación y del antiguo Grupo Tolmo: Fernando Salinero (Escultor), Gabriel Cruz Marcos (Escultor), Mayte Glez.-Mozos (pintora, escritora e interiorista), Pepe Morata (pintor y profesor de Arte), Luis Pablo Gómez Vidales (pintor y escultor), Fernando Barredo "Loc" (escultor y artista ritual) y Sergio Reyes Rguez.-Salazar (arquitecto y músico). Se han leído unos manifiestos reivindicativos, se ha solicitado el apoyo de todos los artistas y grupos de artistas (plásticos, escénicos, literarios y musicales) así como de los demás colectivos culturales ante una situación que no puede sostenerse durante más tiempo.



El problema data del año 2001, cuando el Museo de Arte Contemporáneo de Toledo (MACTO, de titularidad estatal, gestión autonómica y ubicado en un edificio municipal, desde su apertura en 1975) cerró sus puertas, a causa de una teórica restauración. Más de tres lustros después sigue cerrado y su obra está almacenada en precarias condiciones. Una situación vergonzosa e improrrogable.


Las tres administraciones que integraban su patronato (Ministerio de Cultura, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y Ayuntamiento) deben reunirse y ponerse de acuerdo para solventar la situación: Por la gran importancia de los fondos que integran la colección, por respeto a la memoria de los artistas que donaron su obra para tal fin, y por ser Toledo la única capital autonómica que carece de un centro de Arte Contemporáneo de titularidad pública. Si el antiguo edificio que lo albergaba -La Casa de las Cadenas, en el barrio de la Judería- no se encuentra en condiciones, debe ofertarse sin tardanza otro edificio, y deben ponerse plazos concretos al convenio de cesión de la nueva sede, a la realización del proyecto y a la ejecución de las obras.


Durante la campaña electoral a las elecciones autonómicas de 2015 los candidatos de los principales partidos coincidieron en la necesidad de solventar este problema, por encima de las diferencias ideológicas. Es el momento de que unos y otros cumplan aquellas promesas y se pongan de acuerdo para que la capital de Castilla-La Mancha recupere su Museo de Arte Contemporáneo, actualizado y adaptado a las necesidades y servicios que este tipo de centros requieren, según un plan museológico y museográfico del siglo XXI, y en el menor plazo posible.